En unos días más, ICM cumplirá 49 años. ICM fue forjada por líderes carismáticos que esculpieron un legado y le dieron forma a la iglesia y el movimiento que conocemos hoy. A lo largo de estas décadas, ICM ha sido testigo de bastantes cambios, cada vez avanzandohacia un nuevo capítulo.

Atravesamos un período de transición que incluye cambios. A veces, el cambio causamiedo e incertidumbre porque no estamos familiarizados con él. Es común que el cambio provoque conversaciones difíciles e incluso conflictos, especialmente cuando el cambio es en las personalidades o roles. Algunos conflictos se remontan a décadas; otros son más recientes.

En un tiempo de angustia, Job vio un torbellino, y preguntó: “¿Dónde estás Dios?” Dos veces desde el torbellino, Dios le habló a Job con un recordatorio de perspectiva y un llamado a la gratitud por todo lo que Dios hizo. Hoy, durante lo que puede ser experimentado como un torbellino, algunos preguntan: “¿Dónde está Dios?” Vengo a ustedes con un llamado a la reflexión personal, un recordatorio de la obra de Dios entre nosotros y de las muchas bendiciones que nos rodean en este día.

En una organización como ICM, con legados y líderes carismáticos, el enfoque suele dirigirse a líderes específicos. A medida que maduramos como una denominación, hay un cambio hacia un modelo centrado en la misión, la visión y valores. Durante este lapso de transición, algunos pueden sentirse perdidos sin un líder principal emanado de la herencia.

¿Cómo puede verse el conflicto cuando ocurre este cambio de enfoque? Algunos de nosotros usamos el lenguaje llamado de “iglesia de tamaño familiar”. Esto describe cómo una iglesia puede unirse, pero también enfatiza patrones y personas que pueden convertirse en barreras para el cambio (Richardson, “Creando una Iglesia más Saludable”). Esta es una conocida dinámica de poder. Las acciones de esta dinámica pueden incluir: el cuidar de los miembros fundadores o tradicionales; e interrupciones cuando se introducencambios o se presenta a un nuevo líder. La dinámica puede incluso incluir violaciones deconfidencialidad y una división centrada en la persona.

En ICM durante varios años hemos estado experimentando una transición de un modelo centrado en la personalidad, hacia algo nuevo durante varios años. Las opiniones de quién puede “reemplazar” o “liderar” basado en el viejo modelo es una parte de los debates, y fue uno de los temas que incidieron en los conflictos experimentados durante la Conferencia General 2016.

Quiero ser muy clara: ICM está sufriendo de una disfunción generada por personalidad, disfunción de tamaño familiar. No hay ni vergüenza ni culpa implícitas en esta afirmación. Esto es normal ya que nuestra organización crece y cambia.

En este tiempo de transición estamos recibiendo un llamado a notar cómo podemos ser atraídos hacia un conflicto impulsado por la personalidad. Es hora de preguntarnos: ¿No fue un conflicto impulsado por la personalidad el que rompió el anterior Consejo de Administración? Aunque hubo un diálogo sobre sistema de gobierno y políticas, consultas e informes, gran parte del debate fue acerca de quién sí o no fue nominado a la lista de personas candidatoa a Moderador(a). Este conflicto condujo a una fractura, lo que culminó en la división evidenciada en la Reunión de Negocios de la Conferencia General 2016.

Entonces, ¿cómo aparece este tipo de conflicto impulsado por la personalidad? Hay desacuerdos. Sí, tres miembros del consejo han dimitido. Las maneras en que se han manejado los desacuerdos demuestran las dinámicas que estamos trabajando para superarlo. El síntoma de un conflicto impulsado por la personalidad, es que se subraya el apoyo de una u otra visión, sin considerar las estructuras organizativas en su conjunto, mismas que pueden soportar la disfunción. Ha sido difícil ver a las personas tratar de dividirnos en función de las personalidades en lugar de en función de principios de liderazgo. Debemos hacer una pausa, como personas espirituales comprometidas a construir comunidades, no a desgarrarlas.

Me doy cuenta de que para algunos de ustedes esta división ha sido extremadamente difícil. La última Junta de Gobierno se opuso a la terna de Candidatos a Moderador(a), la cual fue percibida como un ataque personal a algunos, incluyendo ala Moderadora. Antes de la renuncia de la Junta de Gobierno de esta semana pasada, el actual Consejo de Administración estaba en desacuerdo sobre los cambios y hacía esfuerzos para bloquear el cambio y participaba en conflictos personales. Esta es una dinámica de iglesia tamaño familiar, basada en un conflicto impulsado por la personalidad. Hay muchos detalles que deben permanecer confidenciales a medida que nos involucramos en este profundo trabajo transformador. El liderazgo denominacional de ICM está buscando la asistencia de consultores para asegurar que los puntos de conflicto sean resueltos y podamos crecer de manera sana y transformadora. Muchos de ustedes han expresado su deseo de un estándar ético más alto. Este es nuestra tarea de todos los días. Podemos hacerlo mejor que el comportamiento divisivo de este último año.

Es precísamente durante el tiempo de trabajo de transición, cuando nos comprometemos a abandonar comportamientos divisivos y avanzamos hacia el núcleo de nuestro propósito como pueblo de Dios, para ir y proclamar las buenas nuevas de la liberación y servir a los demás. Somos bendecidos al contar con unas poderosas y proféticas Misión, Visión y Valores, y la unificante Declaración de Fe.

Es nuestra responsabilidad desafiar sistemas y estructuras que nos han dejado resultados infructuosos. Las casillas de selección de la diversidad no nos han servido bien. La inclusión de unos pocos, llenos de luchas de poder, nos ha retenido durante décadas. Estamossiendo llamados a establecer una mesa donde todos aportan sus dones y sus voces, y colectivamente preparamos la fiesta. Esto significa que cada quien somos parte del trabajo hacia la liberación del racismo, el clasismo, el prejuicio de género -incluyendo identidad, capacidades y más. Es nuestro llamado espiritual durante la transición para asegurar que abordemos cómo la división se utiliza para mantener unas pocas voces como la narrativa dominante. Necesitamos más voces para transformar iglesias locales, líderes y redes alrededor del mundo.

En una oración escrita para la entonces joven iglesia cristiana, estas palabras suenan verdaderas hoy: “Esto es lo que pido en oración: que el amor de ustedes abunde cada vez más en conocimiento y en buen juicio, 10 para que disciernan lo que es mejor, y sean puros e irreprochables para el día de Cristo, 11 llenos del fruto de justicia que se produce por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.” (Filipenses 1: 9-11 NVI)

Hoy, la gente de ICM está reconstruyendo sus vidas después de un huracán, un terremoto, un fallecimiento o una pérdida personal, y necesita que nos hagamos presentes. En este momento, las personas se están dando cuenta de que están solas y están buscando una comunidad para compartir su viaje espiritual. En el próximo servicio de adoración o reunión, alguien decidirá entrar en relación con Dios una vez más. El mundo es bendecido por iglesias y ministerios de ICM donde todas y todos pueden conectarse y estar presentes.

Oro para que podamos unirnos, dejando de lado la división y avancemos hacia la admisión, la sanación y un profundo crecimiento espiritual.

Que podamos vivir la parte de nuestra Declaración de Fe que dice: “Esperamos ver Tu reinado en la tierra como en el cielo mientras trabajamos hacia un mundo donde todo el mundo tiene suficiente, las guerras cesan, y toda la creación vive en armonía”.

Bendiciones a cada uno de ustedes,

Rev. Obispa Rachelle Brown
Moderadora Interina, Iglesias de la Comunidad Metropolitana

Recursos:
“A Failure of Nerve” (Un fallo de nervios) por Edwin Friedman
 
“Creating a Healthier Church: Family Systems Theory, Leadership & Congregational Life” (Creando una iglesia más sana: teoría de los Sistemas Familiares, Liderazgo y Vida Congregacional) por Ronald W. Richardson
 
“Leading Congregational Change: A Practical Guide for the Transformational Journey” (Liderando el Cambio Congregacional: una Guía Práctica para la Jornada Transformadora), por Jim Herrington, Mike Bonem y James H. Furr

 


Documentos Informativos y Cartas de la Reestructuración de ICM:

Los siguientes documentos y cartas proporcionan información adicional y ofrecen perspectiva sobre la reestructuración. La Junta de Gobierno tiene respuestas a Preguntas Frecuentes (FAQ) sobre los recientes cambios, incluyendo más información sobre la actual política de gobierno.

Los miembros del Equipo de Liderazgo Estratégico de ICM (anteriormente Equipo de Liderazgo Senior) comparten una visión general de las reestructuraciones de dependencias previas y cambios de personal, y expresan su apoyo a la actual reestructuración de las oficinas de ICM.

Respuestas de la Junta de Gobierno de ICM a las Preguntas Frecuentes (FAQ) 2017.


*Carta de Bryan Parker sobre los Estatutos de la ICM y el Manual de Políticas de la Junta de Gobierno


Carta abierta del Equipo de Liderazgo Estratégico